El Diálogo con el Gobierno se Basa en Potenciar los Objetivos Comunes

El Director general de Sanofi Pasteur México, Eduardo Arce Parellada, comparte las experiencias exitosas que le permitieron a la compañía convertirse en socio en salud pública

Con más de mil millones de unidades fabricadas al año Sanofi Pasteur es uno de los principales  proveedores de vacunas en el mundo y tiene una destacada presencia en el mercado de México. Con una planta propia en el país, la empresa francesa es uno de los principales jugadores del sector de la salud gracias a que  ha logrado establecer acuerdos con el gobierno que han permitido a la salud pública contar con un autoabastecimiento de vacunas de influenza para la población y a la compañía la oportunidad de penetrar en una plataforma con apertura a toda la Región latinoamericana.

¿En qué consiste el acuerdo entre Sanofi Pasteur y el gobierno mexicano?

Eduardo Arce Parellada: En el año 2008, un año antes del brote de gripe H1N1, firmamos con la secretaría de salud de México y con Birmex, el laboratorio nacional, un acuerdo para proveer las vacunas de influenza necesarias para el programa de vacunación del país y asegurar el autoabastecimiento para prepararnos en el caso de hipotéticas pandemias de influenza. Fue una casualidad que después en el 2009 hubiera una pandemia de influenza. Esta era una normativa iniciada por la Organización Mundial de la Salud como una prevención pre-pandémica en los países: hay que vacunar aproximadamente a un tercio de la población del país para que, en el caso de una pandemia, podamos proveer la totalidad de las vacunas que se necesitan. La vacuna contiene tres cepas y si aparece una pandemia que solamente va a venir por una cepa, tendríamos la capacidad de producir tres veces lo que producimos cada año. Por eso en México producimos 30 millones de dosis y en el caso de que una pandemia volviera a aparecer tendríamos el potencial de producir 90 millones.

¿Qué implica para la Compañía ser un “socio” del Gobierno?

Eduardo Arce Parellada: Nuestro posicionamiento de socios en Salud Pública significa que más allá de vender vacunas, nos interesa que éstas lleguen a quienes las necesitan; por ello queremos ayudar al gobierno mexicano a que tenga parte de los conocimientos que son necesarios para producir una vacuna. Nosotros hemos hecho una transferencia tecnológica a Birmex; hacemos una parte de la vacuna de influenza y Birmex hace otra parte.

¿Además de la producción de las vacunas qué valor agregado aporta la Empresa al gobierno?

Eduardo Arce Parellada: También queremos seguir reforzando nuestro rol ayudando al gobierno y a las autoridades a tener mayor éxito en los programas de vacunación. México tiene uno de los programas de vacunación más extensos de Latinoamérica, es decir que un niño mexicano tiene la posibilidad de recibir la mayoría de las vacunas de forma gratuita. Esto es algo fantástico que ha trabajado México en los últimos años y nosotros lo que queremos hacer es ayudar a que la implementación de las campañas se haga de la manera más efectiva y eficaz para la población.

¿Cuál cree que fue el factor clave que hizo posible el logro del acuerdo?

Eduardo Arce Parellada: Seguramente no es uno solo. Pero lo que es importante contemplar, en este tipo de acuerdos, es que el diálogo se inicie sobre puntos de interés común. Nosotros teníamos muy presente la voluntad del gobierno de dar cauce a las directivas de la OMS para que los países implementaran  medidas protectoras ante una eventual pandemia. En ese momento nosotros vemos la posibilidad de interactuar con la salud pública porque México es uno de los países que tenía un programa  de vacunación muy amplio. Allí es donde vimos la posibilidad de poder firmar un acuerdo en el cual podamos  trabajar a futuro, iniciamos con la vacuna contra la influenza y continuamos con la investigación para la vacuna contra el dengue.

Entonces, fue en ese momento que Sanofi Pasteur le propuso a México construir una planta en el país.

Eduardo Arce Parellada: Sí, fue el momento oportuno y una gran apuesta por parte de Sanofi, la de invertir en una planta propia en América. Nosotros construimos una planta para la producción de antígenos y en contrapartida el gobierno mexicano se comprometió a construir una planta para el mezclado de estas tres cepas -el fill in del envase farmacéutico y el packaging-. Derivado de este acuerdo, actualmente la planta produce 30 millones de dosis de vacuna contra la influenza al año Lo interesante es ver cómo convergieron los objetivos comunes, los de un país con los de una compañía internacional, a través de una inversión mixta garantizando el autoabastecimiento para la población de  un país.

¿Podemos decir que fue el principio de un plan más ambicioso aún?

Eduardo Arce Parellada: Por supuesto. Buscamos ampliar el modelo hacia otros países de la región. Por el acuerdo que tenemos con México y gracias a la labor de Cofepris confiamos en que México se convierta en plataforma regional para Latinoamérica.

¿El acuerdo reportó algún beneficio económico para México?

Eduardo Arce Parellada: El primer beneficio para México de este modelo de acceso es el autoabastecimiento, ya es una gran ventaja no tener que depender de importaciones para tener el volumen de vacunas de influenza que necesita para su población. El segundo beneficio para México fue que al producirse la vacuna entre Sanofi y Birmex se obtuvieron precios de referencia que son inferiores a la media del mercado.

¿También hubo cambios en la forma en que se maneja el Supply Chain?

Eduardo Arce Parellada: Antes del acuerdo Sanofi entregabalas vacunas en el aeropuerto y se desentendía de la logística. A partir de entonces, nos corresponde hacerla llegar en condiciones hasta cada efector de salud. Tenemos el know how para hacerlo y tuvimos que desarrollar a los proveedores de la cadena de distribución locales y capacitarlos para cumplir con las normativas. Sin dudas, este logro  ha sido una de las grandes contribuciones de Sanofi al gobierno mexicano: la posibilidad de llegar a cualquier lugar de la república con la seguridad necesaria.

¿Qué planes existen a futuro en cuanto al vínculo con la salud pública?

Eduardo Arce Parellada: Hemos trabajado desde hace más de 10 años, con las instituciones de salud en México para el desarrollo clínico de la vacuna contra el dengue, que de momento está en proceso de registro ante las autoridades sanitarias mexicanas. Tenemos planes de seguir trabajando en todos los aspectos que son precisos para facilitar la incorporación de la vacuna en el plan nacional de vacunación del país y por lo tanto colocarla a disposición de México. Hemos trabajado muy fuertemente en el desarrollo de esta vacuna, México es el único país de Latinoamérica que ha participado de todas las fases clínicas de la investigación. También estamos trabajando para robustecer el sistema de vigilancia y mejorar la notificación y la identificación de los casos de dengue. Pensamos que es muy importante colaborar con el gobierno mexicano para que cuando llegue el momento en que tengamos la vacuna se pueda traducir de la manera más efectiva en un impacto positivo para la población.

La vacuna del dengue está siendo esperada por muchos países de la Región. ¿Por qué eligieron desarrollarla en México?

Eduardo Arce Parellada: Lo vemos como un país clave, por eso lo escogimos (aunque también hay otros países que han participado en la investigación y desarrollo) El acuerdo que tenemos con el gobierno es un modelo que  no solamente contribuye a mejorar la salud pública, sino que trasfiere la capacidad tecnológica, da la seguridad de que es un producto que cumple con todos los requisitos de calidad. Creemos que la experiencia que logramos en México es replicable en otros países. La inversión público privada puede llegar, en el futuro, a responder un poco más a las necesidades de los países que no van a poder seguir manejando una presión de costos tan alta, que tienen una dependencia del Estado enorme para poder brindarle salud a la población. Por eso pienso que todos los actores tenemos que ser un poquito más creativos.

Link de referencia.

comments powered by Disqus