Estrategias para el Acceso de Dispositivos Médicos en México

Conversamos con Roger Brownrigg, Regional Vice President de Medical Devices en Johnson & Johnson México, acerca de los modelos innovadores que permiten superar las barreras actuales al acceso.

En un contexto como el del mercado mexicano, donde muchas de las decisiones de adquisición de la tecnología se toman basándose en precio, se vuelve determinante la capacidad de diferenciarse a través de distintos mecanismos. Entre ellos: la creación de valor, el aseguramiento de calidad en servicios que necesitan ser cada vez más integrales y totales, el soporte y acompañamiento. Para lograrlo es fundamental poder integrarse y asociarse estratégicamente con las instituciones y profesionales de salud.

Según Roger Brownrigg, Regional Vice President de Medical Devices en Johnson & Johnson Mexico, el país en estos momentos se está enfrentando a retos importantes en el sector salud. La realidad del mercado privado y la realidad del mercado público de la salud están separadas por dos extremos. De modo que se vuelve necesario aclarar que al referirnos a Gobierno, lo haremos en referencia al sector público. En ese sector, según observa Brownrigg, estamos encontrando una evolución interesante en lo referente al tema del acceso. “Hace como diez o doce años con la implementación del Seguro Popular de Salud[1] se hizo un esfuerzo muy grande que permitió ampliar la cobertura a casi el 100 % de la población mexicana”, comentó.

El Seguro Popular cubre a casi el ciento por ciento de la población en el suministro de vacunas así como la atención en ciertas enfermedades catastróficas; siguiendo la tendencia a nivel mundial de control de enfermedades infecciosas, que desde la mirada del ejecutivo existen importantes avances a través de diferentes programas de prevención.

El gran cambio epidemiológico y, por lo tanto, el reto actual del sistema de salud es el aumento de la prevalencia de enfermedades crónicas degenerativas. “Creo que México, que el sector salud en México ha trabajado tradicionalmente basado en el uso de fármacos para el tratamiento de diferentes padecimientos. Las intervenciones quirúrgicas o el uso de dispositivos médicos como una alternativa de tratamiento, para enfermedades crónicas y degenerativas, ha quedado un poco rezagado. Esto implica que la ampliación de la cobertura de tratamientos para estas enfermedades con el uso de dispositivos médicos se enfrente a retos presupuestarios. Por ejemplo: uno de los problemas del sistema de salud de mayor impacto en México es el manejo de la de la obesidad -que puede desembocar en condiciones de mayor riesgo como diabetes o enfermedades cardiovasculares, entre otras-. Ante la alternativa viable de la intervención quirúrgica aparece el problema del gasto, es decir, el recurso de dónde se garantizan los fondos suficientes para que este tipo de intervenciones se encuentren disponibles para todos los pacientes que las necesiten”, comenta.

En una visión macroeconómica del gasto de México en salud, se observa que sólo el 7 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) está dedicado, y de esa cifra la mitad del gasto es absorbido por los propios pacientes en tanto que la otra mitad procede del gobierno. “Este mix no representa la situación ideal si lo que se busca es una cobertura amplia que dé acceso a la población al cuidado de su salud”, observa Brownrigg.

¿Qué estrategia está optando J&J para superar las barreras actuales de acceso para estas intervenciones quirúrgicas?

Son varias las estrategias que la compañía está llevando adelante:

1.     Capacitación a los profesionales de la salud (médicos y enfermeras) en el uso de las nuevas tecnologías de la Johnson & Johnson,

2.     Desarrollo de modelos innovadores de acceso

3.     Foco en los pacientes

Acerca de estas estrategias detalla Brownrigg: “Hay que buscar modelos innovadores de acceso, que nos permitan coinvertir y resolver el problema de la infraestructura necesaria para poder brindar atención quirúrgica e incluso con tecnologías laparoscópicas para diferentes procedimientos”, y subraya que estos accesos han demostrado resultados viables como por ejemplo a través del modelo de Servicios Integrales, que desde hace 15 años es un éxito comprobado en el mercado mexicano.

El modelo de los servicios integrales nació por la necesidad de los hospitales de disminuir la inversión en equipo y tecnología, frente a lo cual apareció como alternativa el modelo de pago por cirugía, que permite a los hospitales tener un costo predecible del manejo de sus pacientes o bien, de las prácticas asistenciales.

Resulta mucho más eficiente controlar los costos por procedimiento, por ejemplo contabilizando la cantidad de reemplazos articulares de rodilla realizados en un año. La adquisición de insumos por separado para el hospital puede en primer término resultar un gasto menor, pero a la larga este gasto se vuelve incontrolable por los costos escondidos asociados a las compras de diferentes dispositivos y equipamientos que se van actualizando tecnológicamente a un ritmo cada vez más acelerado.

Son varios los procedimientos que actualmente en México, a nivel nacional y en distintas instituciones de salud, ya se gestionan mediante un modelo de Servicio Integral: Ortopedia, Neurología, Cardiología, Anestesiología, Bancos de Sangre, entre ellos. “Los modelos que se están evaluando hacia el futuro serán similares a los servicios integrales”, sugiere, “por ejemplo todo el manejo de esterilización de instrumental quirúrgico dentro del hospital”. Y analiza: “Es un modelo que va evolucionando hacia otras metodologías y otros conceptos que pueden ser similares, las cuales también buscan mejorar la eficiencia del sistema de salud mexicano”, en referencia a las pruebas piloto que actualmente se están llevando a cabo en distintas instituciones que empiezan a administrarse con un mix público y privado.

Con respecto a la estrategia de la educación profesional en el uso de alta tecnología, Johnson & Johnson desarrolla programas específicos de entrenamiento. Uno de estos programas es el de entrenamiento en el Servicio de Bariatría en un centro de excelencia en donde se brinda a los pacientes una atención holística desde tratamiento con fármacos, asistencia en nutrición y actividad física, consulta psicológica y finalmente la cirugía.

Asimismo brinda a las instituciones capacitaciones que muestran cómo los programas educativos a pacientes permiten un mejor manejo de la enfermedad y al mismo tiempo, reducen los costos relacionados.

En conclusión, la fórmula del éxito para el sector de los dispositivos médicos en el mercado mexicano y en toda Latinoamérica, según el análisis de Roger Brownrigg debe enfocarse en tres factores centrales: la innovación y evolucionar los modelos de acceso a tecnologías innovadoras y educación médica continua, para lo cual es necesario poder superar las barreras actuales.

“Reconozco que muchos sistemas de salud tienen problemas de fondos para poder costear los nuevos procedimientos”, evalúa y propone: “Por eso debemos formar alianzas estratégicas y relaciones de confianza para invertir en forma conjunta y compartir riesgos entre los diferentes actores involucrados en el sector. Es necesario que trabajemos de manera conjunta con los instituciones de salud públicas y privadas, la autoridad regulatoria y el gobierno; para encontrar las mejores soluciones a los retos que enfrentamos en el sistema de salud. Para poder brindar la cobertura necesaria a una población que cada vez pide y necesita más, tenemos que entender el escenario y ofrecer mejores respuestas. Debemos provocar aprendiendo a trabajar de manera estratégica con Es nuestra responsabilidad desarrollar alianzas que favorezcan el acceso a la prevención y tratamientos quirúrgicos que permitan mejorar la calidad de salud de Latinoamérica”, concluyó.

Roger Brownrigg, Regional Vice President de Medical Devices en Johnson & Johnson México será conferencista en nuestro congreso Dispositivos Médicos América Latina 2015 (27-28 de octubre, Ciudad de México). Descargue el folleto del congreso para conocer a los conferencistas y los temas aquí.

[1]Información general del Sistema Nacional de Protección Social en Salud, Comisión Nacional De Protección Social En Salud Comunicación y Participación Social.



comments powered by Disqus