Gestión de bata blanca, una opción para empujar las APPs

Uno de los rubros que México podría explorar para aprovechar mejor el esquema de asociaciones público privadas (APPs) en el ámbito hospitalario, es el de gestión de recursos humanos llamado gestión de bata blanca, el cual en mercados más maduros se ha podido impulsar con positivos resultados.

Así lo hace ver Mario Amadío, presidente y director general de GE Healthcare para México, al considerar que, si bien el concepto de APP ya se conoce en México, no se ha dado con la velocidad que se quisiera debido en parte a que no se cuenta con suficientes profesionales médicos, lo que se convierte en un cierto freno para la construcción de nueva infraestructura hospitalaria.

Amadío fue entrevistado durante el II Congreso Anual Dispositivos América Latina 2016 donde fue uno de los integrantes del Panel de Discusión de directores generales donde se debatió, entre otros puntos, sobre cómo impulsar y adoptar los cambios para implementar
el nuevo plan de gestión global y cómo motivar a los equipos locales en esta dirección.
Mencionó en este sentido que uno de los grandes retos que tiene este sector es formar más gente de manera profesional. “Podemos construir un hospital, pero donde hay una oportunidad conjunta –para sector público y sector privado- es en la formación y dotación de personal médico, enfermeras, radiólogos, etcétera para poder hace frente a la construcción de hospital”, apuntó.

Claro que ello implica definición de políticas de largo alcance, pues la formación de profesionales médicos no es de un día para otro. En ese sentido, Amadío opina que en la medida que se defina una política de mediano o largo alcance, es lo que va a permitir que nuevos modelos de prestación de servicios se puedan implantar.

¿Pero en este modelo la participación de GE Healthcare cómo podría ser? pues ustedes son especializados en tecnología…

Lo podemos hacer directo con el hospital dotando de tecnología, o a través de asociaciones de consorcios en el cual uno puede ser parte de ese consorcio, normalmente las constructoras construyen y dotan de tecnología, nosotros normalmente no trabajamos directamente con el Estado sino a través de un consorcio.

¿Y en la parte de la formación de recursos humanos para un nuevo hospital?

La realidad es que como industria debemos estar más cerca de la universidad, de los planes de formación humana dentro de un proyecto y eso es parte de lo que tiene que complementar nuestras propuestas de valor.

¿Detectas apertura de parte de las autoridades e instituciones para explorar nuevas modalidades?

Yo creo que sí, cada vez más. Es una responsabilidad combinada, es responsabilidad de la administración pública tener apertura hoy en día, pero también es responsabilidad nuestra como industria de mostrar, de trasladar aquellos conocimientos que nosotros vemos en otras economías y acelerar aquí la curva de aprendizaje. Es algo en lo que podemos colaborar. La responsabilidad y compromiso está de ambos lados.

De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), si bien México ha aumentado la proporción de trabajadores de la salud, aún sigue siendo de las más bajas. La cantidad de médicos per cápita en el país pasó de 1.6 médicos por cada 1,000 habitantes en el año 2000, a 2.2 en el 2012; pero sigue siendo inferior al promedio de la OCDE de 3.2.

El directivo, titular de GE Healthcare en México desde julio de 2015, estima que aún nos falta absorber de los avances logradas en mercados más maduros como son los modelos de APP en Reino Unido y en España.

Y es que las APP con la industria de tecnología médica, explica Amadío, pueden tener varios escenarios y variables; pueden ir desde tecnificar solamente, poner el servicio o hacer gestión de obsolescencia hasta incluir en los contratos lo que se llama gestión de bata blanca, que es justamente la gestión del personal.

“Preocupan recortes, pero a México se le ve con optimismo”

Cuestionado en torno a qué tanto están pesando los constantes recortes de presupuesto público en salud desde hace dos años en el país, Amadío responde: es algo que preocupa a todo el sector, pero ello no impide tener optimismo sobre México, un país con 130 millones de habitantes, con un consumo interno importante, la segunda economía de América Latina.

“Puede ser que estemos pasando por momentos difíciles, pero es un país que ha demostrado siempre una tendencia hacia arriba. Hay que seguir apostando por México, y como parte de ello tenemos una responsabilidad institucional de colaborar”.
Lo que sí deja claro es que para la eficientización toca trabajar conjuntamente clientes y proveedores en encontrar el modelo asociativo que va en esa dirección.

“Oportunidades de modelos hay muchos y viables, lo que no hay que perder de vista es que al final del día hay dos jugadores dentro del ecosistema; uno es el paciente que requiere de mayor accesibilidad, mejor calidad y menores costos, el ahorro del administrador, y por otro lado está el inversionista que como industria tiene que asegurar un retorno de su inversión; eso es lo que debemos ver cómo hacer eficiente”.
Mientras esto se conjugue, el ecosistema se va a mover, recalca.

GE Healthcare, bien posicionado en su crecimiento

Sobre la posición de GE dentro de la industria de healthcare, Amadío –con 18 años en GE habiendo pasado por las filiales de Argentina y Brasil, al igual que la de España- menciona que, si bien la industria de healthcare en México viene a la baja con contracciones de 5 a 10% en los últimos dos años, GE ha podido mantener su crecimiento e incluso ha incrementado su market share que hoy está por encima del 30% del mercado. Esto significa que las posiciones del mercado se están reacomodando.

De los seis hospitales construidos bajo el esquema de APP, GE gestiona la tecnología médica de cuatro, y aparte han crecido mucho en equipo y soluciones de imagen molecular. 
Comenta que están en proceso de una transformación completa para ser líder global en digital industrial, lo cual al área de healthcare significa “una oportunidad enorme” de trabajar en un nuevo modelo de negocio para ser mucho más efectivos y aportar valor dentro del ecosistema de salud mexicano que debe ser sustentable.

Como parte de su reorganización para ser más ágiles y efectivos en el mercado, empezaron a operar en forma directa con el Gobierno que les representa 30% del negocio, mientras que los distribuidores se han concentrado en el sector privado que representa 70%, y es este segmento el que ha empujado el crecimiento de GE Healthcare en últimas fechas. 
 

comments powered by Disqus