Un Sistema de Salud con Altos Estándares de Calidad que Obliga a Estar muy Atentos al Usuario

Christian Muro, Vicepresident IC Latin America, de Getinge Group, comparte la experiencia de su compañía en el modelo de atención de salud de Escandinavia.

Desde el punto de vista del acceso al mercado y la economía de la salud, ¿cómo ha  sido la experiencia de Getinge en  Escandinavia?

Christian Muro: La experiencia tiene como característica que nuestra compañía se desenvuelve en un mercado donde usuarios y fabricantes comparten una visión integral ha tenido como efecto un sistema de salud con altos estándares de calidad, donde se protege al paciente de reincidencias a causa de infecciones nosocomiales. Pero déjame que te cuente un poco de la historia moderna de la compañía. El Grupo Getinge abre su fábrica en 1989 en la pequeña ciudad del mismo nombre, en Suecia. Desde ese momento construyó una sólida posición de liderazgo en la atención a control de infecciones para el mercado sueco y a partir de ese logro se inicia una fase de expansión internacional que nos obliga a adaptarnos para cumplir con estándares de diferentes organismos regulatorios alrededor del mundo.  Con esa globalización de operaciones, la  compañía incorpora como estándar los requerimientos más estrictos de calidad a nivel mundial, para contribuir al desarrollo de la prevención de infecciones en el mercado local.

También incorpora productos que complementan las necesidades dentro del área de control de infecciones, proporcionando una solución integral que va más allá de un funcionamiento confiable de los equipos, y se enfoca en asegurar un exitoso reprocesamiento de material quirúrgico. Así, nuestra visión integral en el reprocesamiento de material quirúrgico para evitar  la diseminación de infecciones intrahospitalarias alineó las expectativas de los diferentes actores en el mercado, lo que generó un fuerte desarrollo en la cultura de prevención de infecciones. 

¿Qué más ha aprendido la compañía a partir de dicha experiencia?

CM: En primer lugar, que la calidad en los dispositivos médicos es un trabajo constante donde se debe involucrar al usuario intensamente. En ese sentido, nuestro relacionamiento cercano con centros de salud de punta, nos ha ayudado a desarrollar productos innovadores con alto enfoque en calidad y un uso práctico  para dar respuestas a las necesidades del usuario. El mercado nos demanda a todos una adaptación a las circunstancias actuales, en donde podamos entender a profundidad el entorno al que se enfrentan nuestros usuarios, desde el punto de vista clínico, regulatorio y económico.

Estoy seguro que la continua interacción entre fabricantes, usuarios y pacientes, nos ayuda a internalizar los constantes cambios en los retos a los que se enfrenta el sector, y proveer soluciones palpables que tengan un impacto de largo plazo en el paciente.

Comparando el modelo de atención escandinavo con los modelos de atención de los países latinoamericanos, ¿qué rasgos se destacan? Quisiera enfocar esta cuestión en relación a la cobertura de salud a la población y cómo esto impacta en las estrategias que deben desarrollar las compañías de dispositivos médicos para lograr su inserción en el sistema de salud.

CM: En el caso de Suecia, existen 6 regiones en el sistema de salud. Cada región tiene cobertura universal con un financiamiento desde las contribuciones gubernamentales, pero con un alto nivel de autonomía. Cada región o municipalidad, tiene a su cargo actividades específicas para el cuidado de la salud y son financiadas por recursos propios, casi en su totalidad.

Por el lado de los pacientes, existe también una amplia libertad para elegir en qué centro reciben atención médica, lo que genera de manera indirecta una competencia entre regiones.

Como consecuencia de la alta descentralización de los proveedores de salud y la movilidad de los pacientes, cada municipalidad debe evaluar la asignación de recursos con base en las necesidades reales del medio.

Con una pirámide poblacional que demanda mayor atención médica, y el existente esquema de seguridad social, el sistema escandinavo ha tenido que adoptar una disciplina de planeación de largo plazo donde las inversiones se basan análisis de beneficio comprobado y un enfoque de resultados en operación.

Una regionalización de la salud, donde la asignación de recursos se encuentra más cerca del paciente, conlleva a que los proveedores de equipamientos médicos deban contar con pruebas sólidas de costo beneficio, y una aplicación del estudio dentro de las condiciones particulares de las regiones. El sistema de salud sustentable, debe ampliar su horizonte de evaluación de inversiones, para poder ser eficiente en el largo plazo.

¿Qué papel juega la regulación en cuanto a la aprobación de dispositivos y qué papel juega la cobertura de reembolso en los países nórdicos? ¿Cómo resulta este escenario comparado con el latinoamericano?

CM: El sistema de salud es muy similar entre los países de la región nórdica, aunque son entidades independientes. La filosofía de toma de decisiones muy cerca del paciente es evidente en todos los sistemas. En Suecia, las regiones son las que deciden la asignación de recursos para el sector salud, pero es el hospital quien mantiene una gran autonomía sobre su presupuesto. Este último, normalmente generado por un sistema de “case-costing” similar a DRG.

Para la adopción de nueva tecnología, es usualmente responsabilidad del hospital la reasignación de recursos previamente asignados. Existe un nivel alto de autonomía que permite al hospital adquirir nuevas tecnologías, si tienen cabida dentro del presupuesto existente.

Para la obtención de recursos adicionales, es necesario presentar un caso de negocios, donde se incluya evidencia clínica, y preferentemente una aplicación en las circunstancias específicas de la región.

TLV (NR: Tåndsvards och Läkemedelsensförmånsverket) es la organización que define si un producto farmacéutico, equipamiento médico o tratamiento dental debe recibir subsidio del gobierno. Esta organización hace evaluaciones, con base en casos de negocios del impacto de largo y corto plazo de las nuevas tecnologías médicas, y re-evaluación de las existentes. Esta perspectiva especializada, ha permitido dar continuidad a los planes de mejoramiento de la salud, y hacer evaluaciones constantes para observar el progreso.

¿Cómo es la situación de la trazabilidad de los dispositivos médicos en la región? En la necesidad de asegurar la confiabilidad de sus equipos ¿pesa más la regulación o la consciencia de las propias compañías para la adopción de medidas para evitar adulteraciones?

CM: Tomando en cuenta la estructura descentralizada del sistema de salud, junto con el incremento en demanda de servicios de saludo por el desarrollo demográfico, es indispensable la trazabilidad del funcionamiento de los equipamientos médicos. Si bien, las organizaciones de reembolso tienen un mecanismo que revisa de manera constante la canasta de productos incluidos en el rango de subsidios del gobierno, las presiones en materia de presupuesto en las regiones, obligan a que el mercado se base en una aproximación de costo beneficio. El continuo monitoreo del funcionamiento y la efectividad de los equipamientos médicos debe ser registrado por empresas y usuarios, para poder tener bases sustentables en la asignación de presupuesto. La forma en la que los proveedores de tecnología médica pueden continuar en un medio tan competitivo es mediante pruebas sólidas de costo beneficio de sus productos, y eso solo se logra mediante una trazabilidad constante.  A diferencia de México, donde los modelos de servicios integrales permiten al centro de salud proveer servicios sin tener la responsabilidad de manutención de los equipos médicos, en la región nórdica el mantenimiento de los equipos es un tema fundamental en la elección de la tecnología a utilizar.

Sin dudas, para el sector de dispositivos médicos, la experiencia escandinava de Getinge, constituye un caso de inspiración que vale la pena considerar a la hora de planificar modelos de atención de salud en los que las compañías tienen un rol cada vez más reconocido por el estado, la sociedad y los pacientes.

Christian Muro será conferencista en nuestro congreso Dispositivos Médicos América Latina 2015 (27-28 de octubre, Ciudad de México). Descargue el folleto del congreso para conocer a los conferencistas y los temas aquí.

 

comments powered by Disqus