El Médico Online

Los grandes títulos y larga experiencia ya no funcionan como antes para los galenos. Por eso, el médico de la segunda década del Siglo XXI debe estar un paso más allá de los pacientes informados. Para esta tarea, nada mejor que Internet.

Además de informarse, el médico debe estar online para acceder a sus redes sociales, atender a sus pacientes, crear o alimentar sus blogs y publicar no sólo en revistas científicas, sino en medios para el consumidor final.

El médico online debe salir de su zona de confort y exponerse a la opinión pública, mediante el uso de redes sociales, blogs y medios de comunicación especializados y para el público en general.

Con el paso del tiempo y el avance de la tecnología, el médico tiene cada vez más exigencias, como el de estar a la vanguardia tecnológica, conocer cómo se mueve la Red de redes y estar un paso más allá de su paciente informado.

Hay médicos como Héctor Sánchez Mijangos que no sólo atienden consulta privada en hospitales de renombre, como Médica Sur, sino que son parte del cuerpo colegiado de diversos organismos médicos, atienden redes sociales y participan en medios de comunicación impresos y electrónicos –como TV Azteca y Algos, Dolor y Tratamiento-, entre otros. En sus tiempos libres, también da conferencias a lo largo y ancho del país.

Es el mismo caso del doctor Arieh Goldberg, a quien también se entrevistó para este artículo. Este médico tiene la cuenta de Twitter: @sentirnosbien, el exitoso hashtag #RetoGoldberg y, en Facebook, se encuentra como Arieh Goldberg, además otras páginas y blogs de la Web 2.0. Hasta hace poco participaba en un programa radiofónico de revista, Plan W, los fines de semana, en una de las estaciones de radio más importante de México, la XEW.

Aunado a lo anterior, informa, ha publicado más de 40 artículos relacionados con su especialidad en revistas nacionales e internacionales. Ha realizado más de 30 programas de televisión, así como más de 200 intervenciones en programas de radio (entre ellos Monitor, uno de los programas más escuchados en la historia de la radio en México), además de impartir múltiples conferencias, talleres, así como chats sobre su especialidad.

Justo éste es el perfil del médico de hoy en día. Un galeno móvil y participativo, que escribe y lo mismo ofrece una conferencia que consejos en la radio o televisión. Aquel que recordamos, con bata blanca y que esperaba a su consulta con paciencia de santo, son una especie en extinción, aunque también es justo decir que en regiones como América Latina son todavía pocos los médicos que se mueven un poco más allá de sus consultorios, clínicas y/o hospitales.

Y es que hay doctores que se niegan a entrar al universo de la tecnología y los medios de comunicación por diversas causas, como el ser migrantes digitales y se aferran a viejas ideas del pasado donde el médico no se actualizaba como ahora ni tenía tanta participación con sus pacientes a través de otros medios que no son sólo la consulta personal.

Un arma de doble filo

El doctor Sánchez Mijangos también es un ferviente creyente en que la Web es un arma de doble filo: por un lado funciona para orientar al paciente sobre sus padecimientos y tratamiento, medicamentos y demás, pero también puede confundirlo, y mucho, gracias a que algunos sitios Web no son serios y, en ocasiones el paciente lejos de informarse, se mal informa, punto donde coincide con el médico Goldberg.

Él realiza muchas búsquedas en la Web, sobre todo en sitios especializados en el área médica, para encontrar información del terreno profesional, sobre todo resúmenes y revisiones. Las redes sociales las utiliza menos, casi nada, aunque reconoce que ha sido un error, tanto que este año 2014 tiene como propósito entrarle a las redes sociales y alimentarlas, con un plan preestablecido, etcétera.

“Leo mucho y escribo mucho. En mi página de la clínica(www.clinicaomegadiabetes.com.mx) tengo algunos blogs, pero no me da tiempo de involucrarme, revisar y contestar, menos de darles mantenimiento. Reconozco que es un error, pero hasta ahora no hemos tenido mucho tiempo de alimentar esos espacios, que podrían ser útiles para los pacientes”, confiesa.

Hay algunos galenos, pocos, que tienen mucha actividad en redes sociales y Web, pero en su opinión son contados los médicos que tienen una integración total con la Web 2.0, blogs y redes sociales.

Los de mi generación (profesionistas de más de 50 años) estamos un poco lejos de todo este movimiento, aunque hemos hecho mal porque la tendencia es hacia estas nuevas herramientas

Sánchez Mijangos también tiene mucha exposición a los medios, desde que participaba en un programa de televisión de TV Azteca, además de colaborar en distintos medios impresos y escritos.

Ser un doctor conocido y reconocido le brinda una plataforma para llegar a los grandes públicos y, por qué no, atraer clientela a su consulta médica. “Me brinda imagen y un poco de pacientes”.

En su opinión, cada vez disminuirán los medios presenciales y, por otro lado, aumentará la capacitación del médico en línea a través de la Web y herramientas como Skype, además que se convertirá en un gran usuario tecnológico.

Información visual y escrita

El doctor Tobías García Pérez, médico cirujano egresado de la Máxima casa de estudios, con especialidad en cirugía estética, la tecnología siempre ha estado cercana. En su consulta privada, sus pacientes llevan un expediente electrónico desde hace muchos años, incluso antes de que se empezar a hablar a nivel masivo de sus beneficios.

Confiesa no saber cómo trabajan este tema sus colegas, pero él usa la Red de redes para muchas cosas, como búsqueda de información y publicitarse mediante directorios especializados donde su consulta privada aparece.

A través de las varias herramientas tecnológicas, él le ofrece a su consulta tips de salud y recomendaciones generales, además de recordatorios (aprovechó para recordarle a quien esto escribe que tiene dos años que no lo visita).

A decir de García Pérez, él trata de brindarles a sus pacientes información adicional, visual y escrita, para que complementen la información que él les brinda en la consulta, lo cual lo ayuda mucho en su consulta.

También indica que usa la Web 2.0 para informarse; participa en medios de comunicación porque hay que actualizarse. No usa mucho redes sociales ni blogs.

 A diferencia de otros médicos entrevistados, él señala que el ser un médico conocido y reconocido, gracias a que tiene una trayectoria de más de 40 años, le brinda todas las ventajas.

El galeno ¿en línea?

Para el doctor Arieh Goldberg, médico cirujano por la UNAM y bariatra certificado por la ASBP y el Consejo Mexicano de Médicos Bariatras, especialista en nutrición humana y nutrición deportiva y director médico de la Clínica Médico Bariátrica, con 33 años de experiencia profesional, expresa:

Ya tengo muchos años en las redes sociales en el campo de la medicina, dando información, consejos, tips de salud y compartiendo dudas sobre temas médicos y paramédicos con los cibernautas

También, menciona, por las redes sociales ha logrado complementar la consulta con sus pacientes, al resolverles dudas y evaluar su tratamiento en el momento.

Y resalta: “Es importante comentar que ahora con Internet, los pacientes y cibernautas están mas informados, pero también muchos de ellos están muy mal informados, ya que muchos sitios de Internet sólo se dedican a hacer publicidad sin ninguna base científica y hasta vender productos que ya han sido retirados del mercado por sus efectos secundarios y que pueden poner en peligro su vida”.

Por este motivo, indica Goldberg, “también me he dedicado a tener al tanto a mis pacientes y seguidores, sobre estos productos, dietas y píldoras mágicas, además de métodos para mejorar su actividad sexual que no tienen bases científicas. De igual manera, comparto con ellos los nuevos artículos científicos que se publican y que puedan mejorar su calidad de vida”.

Ser un médico conocido y/o reconocido no le da ninguna ventaja al doctor Goldberg, afirma, sino todo lo contrario, “ya que este hecho me impulsa a ser mas responsable, a actualizarme a diario y, además, compartir mis conocimientos con responsabilidad con los cibernautas”.

Para concluir, enfatiza: “Es importante que quede claro que la información médica no sustituye a la atención médica personal, sólo podría complementarla. Mi lema profesional es: “Por una mejor calidad de tu vida” y es lo que trata de hacer en todas y cada una de las actividades que realiza como médico y ser digital.

Recomendaciones

1.      El médico debe salir de su zona de confort, el consultorio y exponerse a la opinión pública, la tecnología, redes sociales y nuevos medios de comunicación.

2.      El médico online se verá cada vez más, dado que es una tendencia. Llegó para quedarse, por lo cual cada médico decidirá si quedarse a ver cómo los demás cosechan el éxito o si también participa de él.

3.      A través de su participación online, el médico hace su parte al poner su granito de arena para tener a un paciente informado y no desinformado.

4.      Hay que buscar publicar en revistas especializadas, de carácter científico, pero también en las que no lo son y van a los grandes públicos, además de medios electrónicos como radio y televisión. Todo es por lo mismo: aumentar la cultura de la salud.

5.      La generación de médicos migrantes digitales deben ver a la tecnología como un aliado más que como una amenaza.

6.      Ofrecer consejos y responder preguntas no disminuirá un ápice su consulta, por el contrario, la hará aumentar en poco tiempo.

7.      En regiones como América Latina, los médicos no se exponen tanto a las audiencias, pero es hora de replanteárselo y hacerlo.

 

comments powered by Disqus