5 Retos de la Industria Farmacéutica y 5 Soluciones que Puede Brindar el Área de Supply Chain

Con capacidad para dar respuesta a los nuevos desafíos de la industria, el área responsable de planear la distribución se vuelve estratégica para aumentar la competitividad en el complejo contexto de nuestra Región.

Enfocar una mirada regional, ser capaces de tomar decisiones distintas a las habituales y mejorar las habilidades de comunicación son destrezas que deben poner en juego los líderes de Supply Chain. Así lo subrayó Laura Lidia Espinosa Torres Head of Supply Chain de Bayer México durante el diálogo que mantuvo coneyeforpharma, adelantando parte de lo que analizará en su ponencia durante el congreso Farma Supply Chain & Distribución América Latina 2015, que se celebrará el 24 y 25 de marzo, en Ciudad de México.

A continuación, sus propuestas para vencer 5 de los grandes retos actuales del Supply Chain de la industria farmacéutica en Latam:

Reto 1: Conservar el market share frente al avance de los genéricos y los biosimilares.

La intercambiabilidad de la receta vuelve a los productos genéricos y similares una competencia capaz de amenazar la rentabilidad para los laboratorios innovadores de la industria farmacéutica. ¿Cómo vencer a los competidores si estos tienen la ventaja de trabajar sobre fórmulas que ya desarrollaron los laboratorios formales y no asumen los costos de la investigación, pudiendo ofrecer al mercado precios más bajos? Según Espinosa éste es uno de los temas acuciantes que preocupa a todas las áreas de las compañías y, en el caso de Supply Chain, es posible aportar un diferencial de valor para sortear el obstáculo. “Ahora nuestro reto es ser tan flexibles como esa industria de similares -que es nuestra competencia- para mantenernos y no perder market share como estamos perdiendo actualmente”, señala. “Y lo que hacemos desde el área de Supply Chain para enfrentar este desafío que afecta a toda la compañía es buscar optimizar los costos lo más que se pueda”, explica. Pero la de reducir los costos no es la única respuesta, aclara. Se deben desarrollar nuevos valores diferenciales que aseguren la competitividad. En ese sentido, un diferencial de alto impacto que también involucra al área de Distribución es el servicio al cliente. “Supply Chain adquiere un rol fundamental para el éxito de esta estrategia. Nuestro compromiso es lograr la mejor distribución para que el cliente siempre tenga acceso a nuestro producto”, asegura.

Reto 2: Satisfacer a clientes más exigentes.

Quedó claro: el cliente es más exigente y se le debe ofrecer un mejor servicio optimizando los costos al máximo posible. “La estrategia para diferenciarnos es mejorar nuestros servicios, brindando productos de calidad”, insiste Espinosa. Para lograrlo, desde el área de Supply Chain, se busca flexibilizar los procedimientos, reducir los costos logísticos y medir los indicadores de resultados. “Aunque la cadena de distribución es muy grande siempre estamos pensando en el cliente final y ese es un gran reto de Supply Chain: brindar un buen servicio al cliente y lograr que nuestros productos le lleguen en tiempo y forma”, destaca. En ese sentido resulta indispensable conseguir la eficacia y la calidad esperada en todos los actores externos que participan del viaje del producto, desde la planta farmacéutica hasta el punto de venta. “Es necesario tener una muy buena comunicación con toda la línea de distribución, con los mayoristas y las farmacias porque a través de ellos es como nosotros logramos llegar al cliente final”, subraya. “Para nosotros, como empresa, no tiene ningún valor agregado vender el producto a un mayorista o a las farmacias si ese producto por algún motivo no está llegando al cliente final. Tenemos que asegurar que esté recibiendo nuestro producto”, concluye.

Reto 3: Evitar que los retrasos en los trámites regulatorios interrumpan la cadena de suministro.

Un obstáculo importante en la cadena de distribución se refiere al retraso de la agencia regulatoria mexicana COFEPRIS en las aprobaciones de las Renovaciones de Registros, un trámite que es requisito indispensable para poder solicitar los permisos de importación; su demora impacta en el abastecimiento de productos importados.

Otra dificultad regulatoria es el tiempo que tarda la COFEPRIS en aprobar el cambio de un proveedor de principio activo que el laboratorio tiene registrado. A diferencia de países como Estados Unidos, donde no se requiere de una aprobación regulatoria para cambiar de proveedor, en México los trámites regulatorios llevan de 18 a 24 meses. Este esquema afecta y pone en riesgo la ejecución de los tiempos y formas planificados en la cadena de suministro. “Si nos encontramos con que un proveedor discontinua o retrasa el suministro de un principio activo, no estamos autorizados a cambiar de inmediato a otro”, destaca Espinosa.

Para disminuir el impacto de los obstáculos mencionados la medida adoptada desde el área de Supply Chain de Bayer es tener una estrecha comunicación con el área de Asuntos Regulatorios. De esto modo se realiza un mayor control sobre aquellos productos, cuyos registros están próximos a vencer y en caso de no tener aún la aprobación regulatoria, se pueden anticipar suministros antes del vencimiento (hacer un stock de seguridad). La respuesta, sin embargo, no alcanza a solucionar el problema de fondo, que es el tiempo excesivo que insume el trámite. Como señala Espinosa: “Implica una carga financiera, que sólo lograremos solventar cuando nuestras autoridades logren ponerse al día con los retrasos que tienen”.

En cuanto a las demoras en las aprobaciones a los cambios de proveedor, las soluciones adoptadas consisten en efectuar análisis de riesgo para determinar los casos en que es necesario tener un proveedor alterno aprobado. Pero el problema de fondo persiste; como destaca Espinosa: “Considero muy importante que la Industria Farmacéutica trabaje en conjunto con la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica para buscar que nuestras autoridades regulatorias (COFEPRIS) sean competitivas frente a otras autoridades regulatorias de reconocimiento mundial como la FDA de los Estados Unidos”.

Reto 4: Establecer partnerships exitosos con forwarders y empresas de logística que aseguren altos estándares de calidad.

¿Cómo se detectan las empresas que pueden ser buenos partners teniendo en cuenta que existen pocas compañías globales de comprobado nivel de servicio para la logística especializada en la industria farmacéutica? Esta es una de las preguntas que buscan responder cada día los líderes de Supply Chain en la Región. Las grandes distancias, las altas temperaturas ambientales especialmente en los países de los trópicos, la inseguridad de las carreteras, son factores que amenazan constantemente la velocidad y la calidad de los envíos de los productos farmacéuticos desde la planta hasta el cliente final. Son pocas las compañías capaces de asegurar este servicio en todos los tramos de la cadena y esas pocas, por otra parte, suponen un alto costo. “Lograr tener un buen partnership para logística es caro y esto seguramente se debe a que no hay tanta competencia de distribuidores que pudieran ofrecernos el servicio”, observa Espinosa. Esto obliga a las compañías farmacéuticas a contratar a las grandes compañías logísticas –como DHL Express- asumiendo el costo o bien, apoyarse en los servicios de distribución que les ofrecen los mayoristas locales. Pero estos servicios no suelen ser los más adecuados porque no todos son capaces de asegurar los controles necesarios en materia de temperatura y cadena de frío. “Este punto es crucial”, señala la ejecutiva de Bayer. “Los cambios climáticos nos obligan a tener mucho más controlada la variable de la temperatura. Hace unos años no hablábamos de temperatura controlada salvo para los productos que por sus condiciones necesitaran cadena de frio, pero ahora todos los productos sin excepción en la industria farmacéutica tienen temperatura controlada: no deben exponerse a más de 25 grados”.

Día a día esa necesidad la están viendo los mismos mayoristas que buscan responder a nuestra necesidad estableciendo centros de recepción: el laboratorio entrega el producto y ellos tienen la cadena de distribución para llegar a más destinos. Como explica Espinosa: “Para que esta respuesta resulte exitosa para ambas partes es muy importante considerar en cuántos puntos de venta están colocados nuestros productos y conseguir que el mayorista sea capaz de llegar a ellos. De este modo logramos dar a los pacientes la facilidad de llegar a nuestros productos”.

En ese sentido, lo que debe evaluar el área de Supply Chain a la hora de elegir un proveedor logístico, un mayorista distribuidor o un forwarder es la capacidad de esas compañías en invertir en innovación. Siempre deberá ser capaz de responder: ¿Qué está haciendo su empresa para darnos mayor flexibilidad para llegar al punto de venta?

Reto 5: Contrarrestar los largos tiempos de traslado en los embarques marítimos.

De todos los medios de transporte para el envío de medicamentos desde y hacia las plantas de manufactura, actualmente el marítimo parece ser el de preferencia por distintas ventajas que presenta con respecto al traslado terrestre o por vía aérea.

Es más económico y permite asegurar un mayor control de la temperatura a lo largo de todo el trayecto. Los contenedores refrigerados están cerrados herméticamente y son monitoreados con un chip de control ambiental que permite obtener una vez recibida la mercadería el informe completo de cuáles han sido las temperaturas a que fue sometida la carga durante el viaje.

La desventaja, en este medio es el mayor tiempo de traslado que impacta reduciendo la vida útil del medicamento, lo que se traduce en una mayor carga financiera mientras los productos están inmovilizados. ¿Cómo amortiguar este impacto? El departamento de Supply Chain de Bayer México puso en marcha una estrategia que está mostrando buenos resultados. Consiste en el envío por vía aérea de muestras que llegan a destino con anticipación a la carga total. De este modo logran ganar tiempo en el testeo de la calidad y los análisis microbiológicos de los medicamentos, de modo que al llegar la carga ya cuenta con la aprobación de QA y puede ser comercializada inmediatamente. “Entonces el tiempo que perdemos con el traslado marítimo lo ganamos con las muestras ya aprobadas”, resume Espinosa, responsable de esta estrategia. 

Laura Espinosa será conferencista en nuestro próximo congreso “Farma Supply Chain & Distribución América Latina 2015” Descarga el folleto del congreso aquí para conocer los temas y ponentes.

 

comments powered by Disqus